Carlos Carnicero

El PP en estado de pánico

El próximo lunes el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicará una nueva encuesta que será un auténtico tsunami para el bipartidismo. Hace tiempo que amenazaban con la llegada del lobo, y por fin, como no podía ser de otra manera, ha terminado por llegar. Los pastores no han reaccionado a pesar de que la deconstrucción de nuestro sistema de partidos estaba garantizada. La clase política está atenazada por el miedo.

Mariano Rajoy ya conoce la encuesta. Y ha entrado en estado de pánico el mismo día que sus cuates de la red “Púnica” fueron presos en una redada. Además, el presidente del Gobierno sabe que en los próximos meses o semanas van a salir a la luz nuevos casos de corrupción, entre ellos una nueva entrega de Caja Madrid y en otras cajas de ahorro españolas.

Captura de pantalla 2014-10-29 a las 15.59.09

Han salido a pedir perdón a los electores haciendo hincapié en que los últimos corruptos de la redada “Púnica” robaban para beneficio personal. Esta aclaración siembra la duda de si el presidente del Gobierno y Esperanza Aguirre estiman que la nómina de anteriores corruptos saqueaban también para el partido.

El perdón esta asociado a un concepto ético y religioso. La confesión católica exige relatar al confesor los excesos cometidos y cumplir una penitencia para alcanzar el perdón. Si aceptáramos la validez del perdón en el ámbito de la política, no se entendería que no tuviera en cuenta la penitencia; y ésta no se podría disgregar de responsabilidades políticas.

Continue reading “El PP en estado de pánico” »

Share

Añade tu comentario

Una guía para viajar por la corrupción. No hay corrupciones distintas sino oportunidades desiguales

Los árboles amenazan con tapar el bosque. Leyendo la prensa europea y norteamericana con regularidad, aterroriza comprobar el liderazgo indiscutible de España en asuntos de corrupción. Los medios de comunicación sobreponen un escándalo a otro con una cadencia frenética. Y nadie ya está exento del extraño privilegio de tener su hueco en este universo, un auténtico agujero negro, de la corrupción política.

Han sido años de dolce vita al calor del crecimiento  primero con las aportaciones europeas a fondo regionales y de cohesión. Permitieron la eclosión de las constructoras en obras públicas. Una formidable red de autopistas que en algunos casos conducen a ninguna parte. La ensoñación de que el AVE llegara a cada rincón de España y ahora no tiene pasajeros. Una modernización de infraestructuras tan extraordinaria que ahora se antoja que fue excesiva. Monumentos, palacios de congresos, obras de arquitectos punteros en comunidades autónomas y municipios. Circuló el dinero alrededor del ladrillo y se organizó un formidable festín de corrupción entre sectores de la Banca, alcaldes y presidentes de comunidad y correveidiles que hacían de intermediarios.

Captura de pantalla 2014-10-26 a las 18.44.58

Recordar ahora el lío que se montó porque Pilar Miró, entonces directora general de RTVE, pagó con dinero público un traje para asistir a un acto oficial,  me produce una tristeza infinita. Conocí a Pilar Miró y ha sido una de las personas públicas peor tratadas en nuestra democracia.

Los “cafecitos” del hermano de Alfonso Guerra, como mucho eran un remedo de la picaresca Española. El todopoderoso Mariano Rubio, que manejaba la política monetaria desde el Banco de España, fue linchado por que no hizo la declaración de la renta de unas inversiones ridículas en su cantidad.

Aquel rigor pudo ser desmedido, pero fue necesario, probablemente, en un hemisferio que confiaba en el sistema democrático y que tenía hipersensibilidad con la corrupción.

Continue reading “Una guía para viajar por la corrupción. No hay corrupciones distintas sino oportunidades desiguales” »

Share

Añade tu comentario

Rajoy, en caída libre hacia el abismo de las municipales

Mariano Rajoy es un gallego adusto, tímido, timorato y lento en sus reacciones; enemigo de mostrar sus pensamientos e indeciso en la toma de decisiones, hasta el punto de permitir que el tiempo haga su trabajo, aliviándole de la exigencia de compromisos. Confía ciegamente en su asesor demoscópico, Pedro Arriola, que es su Richelieu informático; determina todas las conductas del Gobierno con el único objetivo de garantizar las elecciones.

Captura de pantalla 2014-10-15 a la(s) 13.38.14

En la cuestión catalana su único refugio es y ha sido la ley. La ley se aplica porque es inevitable su cumplimiento. Pero la política existe, sobre todo, para conseguir la superación de conflictos. Y en esa estamos. Atrapados entre las picardías de Artur Mas para violar la ley sin que se note demasiado y la incapacidad del presidente de Gobierno de tomar iniciativa alguna que oriente soluciones. Ahora, en una vuelta de tuerca a la locura en la que se ha instalado Artur Mas, propone una consulta de feria y asegura que habrá “locales, urnas y papeletas”, como si fuera una verbena como sucedánea de algo tan serio como un referéndum.

España, después de quinientos años, muchos de ellos en declive, no tiene la confianza ni el afecto de muchos ciudadanos que no la reconocen como nación que ha dado forma a un estado. Aplicaremos la ley y ésta se hará cumplir, pero no conseguiremos los requisitos políticos, emocionales y afectivos para que este país se constituya en una nación arropada por un estado moderno.

Con este embalaje, las costuras saltan por casi todos los parámetros. Y la forma en la que se ha afrontado la aparición del primer contagio de Ébola en territorio europeo, es un ejemplo del declive del gobierno de Mariano Rajoy.

El tiempo se encapsula en esta España que acude al precipicio sin que haya espacio distinto del de la amarga queja de la mayoría de los españoles que ya no confían en nada ni en nadie.  Desde la Casa Real al mítico líder de los sindicalistas asturianos, nadie esté exento de la indignación ciudadana y la sospecha en todos y cada uno de los estamentos de la sociedad y del estado. En estas condiciones, la eclosión de movimientos populistas es la forma que tienen las sociedades desesperadas para huir hacia delante, que es el caos como condición del cambio.

Como la propaganda es el norte político de este gobierno, se decidió traer a los dos misioneros enfermos de Ébola para demostrar que la decrépita sanidad española podía con este reto de solidaridad. A las dos hermanas negras que trabajaban con los misioneros, también enfermas, no se les aplicó la dosis de solidaridad de traerlas a España probablemente porque reunían todos los requisitos para el abandono: eran mujeres, africanas y negras. Si hubieran sido rubias y suizas, hubieran venido.  La vida nos ha dado otra lección. Quines nos gozaron de nuestra asistencia han superado la enfermedad; los que fueron rescatados han muerto. Las abandonadas donan el suero para quienes les abandonaron.

Hay una pregunta difícil de formular e imposible de contestar: ¿Por qué los misioneros, sus familiares y las órdenes religiosas a las que pertenecían aceptaron su repatriación dejando atrás a las religiosas africanas?

El caso es que la decisión de repatriar a los misioneros lo fue para que pudieran morir en España, no para salvarlos de la muerte. No había, en aquel momento, ningún tratamiento de ninguna clase para enfrentar la enfermedad. Ni siquiera el suero de las religiosas que se han curado y a las que no asistimos, porque entonces todavía estaban enfermas. Pero hubiera sido una buena operación publicitaria para hacernos creer que los errores en los recortes de la sanidad no eran ciertos. Les ha salido, dramáticamente, el tiro por la culata.

Naturalmente que era una buena elección la repatriación de los sacerdotes enfermos. Pero con una sola condición: era indispensable tener un tratamiento para ellos, que no lo había.

A partir de esa decisión, que nadie discutió ni condicionó, todo han sido disparates. No ha habido un sistema o protocolo riguroso de obligado cumplimiento que contara con las garantías para ser eficaz. La España de pandereta distribuía trajes pequeños para hombres grandes. Las  ambulancia que recogió a Teresa Romero no se desinfectó y siguió haciendo recogida de enfermos, candidatos a la contaminación. La prensa, una parte de ella ha respondido al disparate con la sordidez de una información amarilla.

Sería largo, prolijo e innecesario elaborar un vademecum de disparates de los responsables de esta crisis.

El presidente de Gobierno solo afirma que nos han felicitado en Europa. Y en los bares, cuando comparece Rajoy en televisión, saltan las burlas y las carcajadas. España le ha perdido el respeto al presidente de Gobierno. Y cuando pone cara solemne para exaltar la obviedad, los parroquianos cambian de canal. Eso es el declive. El precipio para el PP está en las elecciones municipales.

Share

Añade tu comentario

Apuntes a vuelapluma

Podemos, fortalezas, debilidades y contradicciones

Pablo Iglesias es persona inteligente, con enorme facilidad para generar empatías, con un discurso fluido en un universo de políticos que necesitan un papel para dar los buenos días. Conoce la política por su vinculación a fundaciones que han asesorado a líderes latinoamericanos progresistas. Incluso su aspecto de reedición moderna de Jesucristo frente a las masas le proporciona un aura de confianza en su palabra. Su evangelio se reduce al episodio de Cristo echando a los mercaderes del templo. Tiene enormes aliados en la corrupción; si no existiera Miguel Blesa, Pablo Iglesias tendría que fabricarlo. Es su mejor cartel electoral. La desafección de los ciudadanos frente a las instituciones es el solar donde está edificando su propia maquinaria de poder.

Captura de pantalla 2014-10-19 a las 13.14.32

Estoy convencido de que “Podemos” es un fenómeno populista, dicho sea sin acritud, como diagnóstico que un politólogo como Iglesias no tendría más remedio que suscribir. Predicar en este erial que solo ampara corrupción, ineficacia y falta de esperanza es fácil, con la condición de no contrariar a los feligreses.

Su gran fortaleza, como la de todos los populismos, es el hartazgo de los ciudadanos en esta España en crisis sistémica. Abominar de todo lo que observamos es requisito imprescindible para atraer a los descontentos, que son muchos. Diferencias económicas en expansión favorece el rechazo para quienes están y gobiernan las instituciones. Pero hay más requisitos para el éxito: afirmar lo que la mayoría quiere oír y evitar pronunciarse sobre los asuntos que un pronunciamiento claro generarían división o rechazo. Hasta ahora tenía un blindaje frente a la indefinición de lo controvertido: no formulaba un discurso de poder. Ahora lo ha hecho: quiere ser presidente de Gobierno. Y ese objetivo obliga a presentar propuestas concretas de todos y cada uno de los asuntos graves; ya no vale, a partir de ahora, la indefinición.

Continue reading “Podemos, fortalezas, debilidades y contradicciones” »

Share

Jordi, el “don”, la sua strana famiglia y la independencia

 

La comparecencia de Jordi Pujol en el Parlament de Catalunya dejó muchas más sombras que luces. Pujol abroncó al respetable – en ese aspecto de ejercer la autoridad dialéctica con fuerza impositiva, siempre me pareció el Fraga catalán-, se encerró en una declaración de inocencia que no concuerda con los datos disponibles y pasó el trámite, amargo sin duda, sin explicar los informes de la policía que indican la posesión de increíbles cantidades de dinero fuera de España. Sin duda su empeño fue el de salvar lo que pudiera quedar de su prestigio y reputación, que no es mucho.

Captura de pantalla 2014-09-28 a la(s) 11.22.01

Así las cosas, tendremos que esperar el final de las investigaciones, las imputaciones judiciales y, en su caso, el juicio oral del ex president y de su extraña familia para tener los detalles de su rapiña.

Varias consideraciones:

La comparecencia del president, verdadero padre de la causa soberanista y encarnación del patriotismo catalán, sucedió la víspera de que el president Mas convocara formalmente el referéndum sobre la independencia de Cataluña. Probablemente, su intención era eclipsar en la prensa la intervención parlamentaria de Pujol con la noticia de la consulta. Pero la realidad es que reforzó la equivalencia entre el falso patriotismo de Pujol, con la acusación permanente de saqueo de España a Cataluña, con la doble moral de quien tiene el dinero, non santo, fuera de su patria.

En esta España de corrupción generalizada en la clase política, Jordi Pujol era uno de los mitos de honestidad personal que parecía casi indestructible. La realidad es que Jordi Pujol y Marta Ferrusola, su esposa, han actuado, sin utilizar violencia física, como una clásica familia de la mafia calabresa.

El origen de la inmensa fortuna de esta familia, que fuentes policiales cifran en más de 500 millones de euros, procede, y no puede ser de otro modo, de comisiones ilegales. Algunas de ellas pagadas por empresas que querían deslocalizarse de Cataluña. Varios de los hijos de Pujol, entre ellos Oriol Pujol, que era. hasta hace poco, secretario general del partido CiU, se dedicaban a cobrar favores en función de su posición política en Cataluña.

En la segunda parte de El Padrino, Mikel Corleone asiste al bautizo solemne de uno de sus hijos, al mismo tiempo que sus sicarios, eliminaban cruelmente a todos sus enemigos dentro de la mafia. La religión católica era compatible con el crimen organizado.

Salvando las distancias, que no son pocas en la utilización de la violencia y el asesinato en las prácticas de la mafia, con los métodos de la familia Pujol, se puede establecer que para la strana famigllia del expresident, no había reparo en proclamar el monopolio  del patriotismo catalán, una suerte de religión laica, con las prácticas corruptas. Religión es a Mafia como patriotismo es a la famiglia del “don” Pujol.

Así las cosas, se puede confirmar la definición  de  “patriotismo”  como la bandera en la que se han envuelto muchos canallas a lo largo de la historia.

Share

Lecciones escocesas, sin acritud

El referéndum escocés fue un seísmo que sacudió Europa, y especialmente España. Finalmente, la continuidad de Escocia en el Reino Unido ha tranquilizado a los inquietos mercados, alivió a todos los gobernantes de los países de la Unión Europea y ha establecido un marco relativamente estable en Gran Bretaña, condicionado al desarrollo autonómico prometido in extremis por los lideres políticos para parar la desafección. Ahora hay que ver las resistencias que aparecen en el Parlamento de Londres para cumplir lo comprometido.

En España, el resultado influye indirectamente en la pretensión soberanista planteada en Cataluña, pero no la desarticula. Y la autonomía será la moda de temporada en los países de la Unión Europea donde existen contenciosos pendientes y latentes. Pero los comportamientos de la clase dirigente británica serán un espejo donde se tendrán que ver reflejados todos los actores del proceso catalán.

Captura de pantalla 2014-09-21 a la(s) 17.41.27

Hay lecciones que no podemos evitar porque pueden ser de gran utilidad para el futuro.

La primera es que la soberbia de David Cameron, aceptando el envite soberanista cuando desde Escocia se planteó la alternativa del referéndum  de independencia o ampliación de sus competencias, fue un inmenso error del primer ministro. Entonces las encuestas daban claramente ganadora a la alternativa de rechazo a la independencia. Luego, las cosas cambiaron. Y presos del pánico, se produjo la gira escocesa de los líderes británicos con promesas de última hora.

Merece la pena resaltar el papel jugado en esa campaña por el ex primer ministro Gondon Brown. Su discurso, basado en el patriotismo escocés de quienes querían permanecer en el Reino Unido, fue definitivo. Ya no hubo equívocos y se estableció claramente que tan patriotas escoceses eran los que querían separarse como los que querían permanecer. Nadie podrá monopolizar la identidad escocesa en función de la pretensión de independencia. Hubo respeto en el debate, con las tensiones propias de una campaña política, pero la ausencia de la pretensión monopolizadora del patriotismo enfrió la crispación.

Continue reading “Lecciones escocesas, sin acritud” »

Share