Carlos Carnicero

El PSOE y la traviesa Susana

Susana Díaz no ha trabajado nunca al margen del PSOE y de las Juventudes Socialistas, al menos eso se desprende de sus biografías. Es una política profesional desde que dejó sus estudios de Derecho para dedicarse en cuerpo y alma a su partido. Y en eso sigue.

Llegó a la secretaría general del PSOE andaluz y a la presidencia de la Junta de Andalucía en una operación de urgencia para que sus predecesores saltaran por encima de los ERE de Andalucía. Aquel proceso de designación no pasa los filtros de una elección democrática.

Captura de pantalla 2014-12-14 a las 15.53.27

Ambiciosa, fría y calculadora, al poco de llegar al Palacio de San Telmo éste se le quedó pequeño y pensó en trasladar sus objetivos y sus inquietudes al Palacio de La Moncloa. Pero era demasiado pronto para dejar el cargo en Sevilla y aspirar a la presidencia del Gobierno de España, que es su objetivo.

Gobierna un partido y una Comunidad en donde los socialistas ejercen el poder desde que uno tiene memoria. Clientelismo, camarillas, grupos de presión. No sería suficiente una aspiradora para poner el partido en situación de habitabilidad.

Continue reading “El PSOE y la traviesa Susana” »

Share

Añade tu comentario

Podemos y la insoportable levedad de denigrar la Transición

España no ha sido capaz de digerir su historia. Nos imponemos un empequeñecimiento de nuestros aciertos y agigantamos nuestros desastres con vocación masoquista. Es una patología que se alivia momentáneamente cuando Nadal gana en Roland Garros o la selección evita el ridículo y alcanza la gloria. Es un episodio permanente de penalización de nuestra autoestima. Nos gusta zaherirnos y somos incapaces de afirmar un patriotismo razonable y constitucional.Captura de pantalla 2014-11-16 a las 16.28.41

Durante mucho tiempo, exhibir la bandera española en cualquier forma, era una conducta sospechosa porque se confabuló la derecha –para succionar los símbolos de la patria- con una izquierda que no terminó de digerir la aceptación de la monarquía y careció de la habilidad para lavar los símbolos que habían sido del franquismo y adecuarlos a la nueva situación. Pero tampoco inventaron y asentaron otros nuevos. Actitudes de progres inconsecuentes que se manifestaban emocionalmente republicanos pero jamás hicieron un gesto para acercar esa posibilidad. Estaban confortables con la monarquía hasta que apareció en escena Urdangarín y el Rey se fue a matar elefantes.

Continue reading “Podemos y la insoportable levedad de denigrar la Transición” »

Share

Añade tu comentario

Monago, de denunciar la conspiración a querer devolver el dinero

Mariano Rajoy debiera consultar a un astrólogo, porque basta que convoque una “cumbre contra la corrupción” en Extremadura para que se descubra que el presidente de la comunidad tiraba de billetes del Senado (reservados para viajes institucionales y políticos) para viajar nada menos que 32 veces a Tenerife en poco menos de 18 meses. El tiempo que duró su relación con una bella residente en las islas. Pero esa es la parte de la historia que no nos interesa. Da igual a qué viajara a Canarias, pero no da lo mismo si lo hizo con dinero público. Cada semana un susto y cada semana una falta de reacción suficiente. Así se adivina el sendero hasta las elecciones autonómicas y municipales.

Captura de pantalla 2014-11-09 a las 14.11.42

Mariamo Rajoy con Jose Antonio Monago en una foto de archivo

Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Popular, tuvo que dimitir en el mes de junio de 2012 al no poder justificar una serie de viajes a Marbella pagados con dinero reservado para gastos oficiales. Tuvo su calvario, aguantó hasta que la situación se hizo insostenible y finalmente no tuvo otra opción que abandonar el cargo.

La primera reacción de José Antonio Monago, como es tradición en este tipo de asuntos, fue denunciar una conspiración o campaña contra él, de la que afirmó haber tenido conocimiento. Dijo que sus viajes privados se los pagaba él, pero se negó a explicar porqué había viajado a Canarias en 35 ocasiones y con qué dinero había pagado esos viajes.  Amenazó con querellas, aludió al derecho al honor de él y de su familia y sollozó cuando sus compañeros de partido le aplaudieron.

Continue reading “Monago, de denunciar la conspiración a querer devolver el dinero” »

Share

Añade tu comentario

Apuntes a vuelapluma

Tomás Gómez, sobre todo un síntoma

Los partidos tradicionales están sumidos en una profunda crisis que es existencial. Si no rectifican, seguirán una pendiente peligrosa hacia su desaparición o serán sustituidos por quienes se atrevan a modificar unos comportamientos y unos intereses que son, sobre todo, particulares, de élites y oligarquías con compromisos con poderosos sectores económicos de las que quieren extraer rentas y beneficios. César Molinas ha publicado un excelente libro, “qué hacer con España”, editorial Destino, en el que analiza el proceso de creación de los partidos políticos a partir de la transición y su transformación hasta llegar a la crisis actual.

Captura de pantalla 2015-02-15 a las 14.33.07

Lo sucedido en Madrid con la destitución manu militari de Tomás Gómez es paradigmático del proceso endogámico de los partidos y de la primacía de los intereses particulares y de las elites. El ya ex secretario general del PSM llegó a liderar su partido en un acto personal de designación de José Luis Rodríguez Zapatero que se saltó todos los procedimientos en ese acto. Luego vino una formalización ritual de una decisión personal. Podría decirse a Tomás Gómez, como en la Biblia, “el señor me lo dio, el señor me lo quitó; bendito sea su santo nombre”. Un secretario le regaló el cargo y otro le quitó el juguete. En medio, una historia típica del sistema de partidos que tenemos y de la organización de castas y oligarquías alrededor de las autonomías.

Continue reading “Tomás Gómez, sobre todo un síntoma” »

Share

La encrucijada de Merkel y Tsipras.

El caldo de cultivo de Syriza ha sido la política de austeridad impuesta por el directorio alemán de Angela Merkel. Con efectos catastróficos en Grecia, las recetas impuestas por la Troika han agravado el problema en vez de solucionarlo.Captura de pantalla 2015-02-01 a las 14.17.28

Barack Obama ha dejado en evidencia la política de austeridad europea. Estados Unidos entra en una nueva dimensión, con el dólar por las nubes, gracias a las inyecciones de dinero público para relanzar la economía. Justo la antítesis de las recetas que Mérkel se ha empeñado en imponer en este viejo continente.

Europa es cada vez más irrelevante en la política mundial. Recoge los frutos del nuevo nacionalismo alemán. Los intereses de Alemania, su hegemonía ejercida sin disimulos, ha sido la prioridad de la canciller. Francia, que podía haber sido el contrapeso del poder de Mérkel no lo ha podido ejercer, sumida en una crisis que no es solo económica, y con François Hollande, que ha pasado a ser la esperanza de la socialdemocracia europea a la imagen convexa de un espejo en el que nadie se quiere ver reflejado.

Europa ha entrado en crisis de identidad. La Unión Europea es la unión de los mercados y cada vez se distancia más de la unión de los ciudadanos. El euro escepticismo se ha transformado rápidamente en una eurofobia que reivindica las bondades del Estado nación como oposición la UE, causante, según esta narrativa, de todo nuestros problemas. Conocemos bien en este continente los peligros de los nacionalismos y las crisis.

La amenaza tiene forma de pinza. O de sándwich. Por un lado, crece la xenofobia azuzada por las desigualdades que generan el recelo hacia el extraño por quitar puestos de trabajo y ocupar parcelas de la sociedad con una identidad contrapuesta a la de los autóctonos de cada nación. De otro lado, la desafección por la democracia tal y como funciona en Europa y la pérdida de soberanía trasladada a una Unión Europea que no responde directamente a un parlamento elegido por todos los europeos. Los mecanismos, en parte pervertidos por las cuotas de poder de los partidos miembros, hacen sentir que los europeos obedecen consignas y normas dictadas por tecnócratas. La puesta en marcha de gobiernos de esta naturaleza en Italia y Grecia acrecentaron la sensación de secuestro de la democracia.

A toda prisa, el Banco Central Europeo ha decidido, por fin, inyectar dinero público a través de compra de deuda por los bancos centrales. Dinero para apagar el descontento. Pero, ¿demasiado tarde?

El reto de la Unión Europea, el reto de Angela Merkel, sería relanzar la Europa de los ciudadanos, la de la representación, la del debate político superpuesto al permanente debate económico.

Volver a subrayar todo lo que nos une y ser capaces de mirar al futuro unidos.

En esta Europa en crisis profunda, amenazada además por los efectos colaterales del yihadismo que amenaza la restricción de libertades conquistadas y con una Rusia cada vez más enérgica en su pretensión de ejercer la fuerza en nuestro vecindario, ha emergedlo una respuesta irreverente, audaz y desesperada. Cuando los griegos han sentido que ya no tienen más que perder, han dado un portazo a la Europa de Merkel, que es la única que se divisa hoy en día.

El desprecio de Merkel como síntesis del pensamiento impuesto, no ha guardado mucho las formas. En el primer rescate griego, Alemania aplazó sus decisiones porque dio prioridad a las elecciones en Renania del Norte-Westfalia. Que esperen los griegos a que voten los renanos.

Ahora, durante el proceso de las últimas elecciones griegas, las amenazas sobre los electores tampoco han ofertado disimulos. El mensaje era claro. Vuestra soberanía no os permite elegir lo que no os conviene. Y los griegos le han dado un corte de mangas a tantas imposiciones. La dignidad ha ganado la batalla a los mercados.

Grecia se juega su futuro en las negociaciones con la UE. Pero Europa también se juega su naturaleza en esa partida. Ninguno se puede dar el lujo de perder y tendrán que buscar disimulos para aparentar que los dos han perdido o los dos han ganado.

Si Alemania cede de forma visible, el antecedente amenaza con ser contagioso. Si la falta de acuerdo empuja a Grecia a la desesperación, muchos europeos no le perdonaran a la unión haber sido incapaz de solucionar un problema que solo afecta a poco más del dos por ciento del producto interior bruto de la UE.

Los ingenieros contables y financieros han desarrollado la tecnología más sofisticada para que una contabilidad pueda parecer una cosa y la contraria. Y no habría problemas para un diseño que le permita a Grecia dinero para crecer, para desarrollar infraestructuras y modernizar su economía y pagar la deuda de forma razonable, tan razonable como exija que el país no se hunda.

Será una negociación larga, complicada y difícil. De entrada, dos gestos audaces griegos: amagar con un acercamiento a Rusia en época de crisis profunda de las relaciones con la Unión Europea. Y la negación de legitimidad a la Troika para llegar vestida de negro a dar órdenes.

Merkel no se ha hecho esperar con rotundas declaraciones sobre las obligaciones irrenunciables de Grecia. Gestos para sus respectivas galerías.

Ahora, con discreción, debe empezar la verdadera negociación en la que todos los europeos nos jugamos mucho. Para empezar, nos jugamos la viabilidad de nuestros sueños.

 

 

 

Share

Podemos marca la agenda y se agiganta

Podemos goza de un extraordinario nivel de sobre crítica. La reacción pretende generar miedo a este partido y, en consecuencia, que sea un factor movilizador y sigiloso de los electores asustados.Pero no hay una reacción inteligente del establishment ante el crecimiento voraz de presencia mediática y de expectativas de voto de esta formación. Demonizar sin aportar soluciones a los problemas reales que Podemos denuncia hegemónicamente y que son ciertos es una mala estrategia para detenerlos.

Captura de pantalla 2014-12-30 a las 14.40.53

Primera reflexión. Podemos tiene derecho como cualquier movimiento ciudadano a formular una alternativa política. Es legal y es legítima. Y luego, sometido al debate político, se tendrá que medir en la urnas y todos tendrán que aceptar el resultado que obtenga. Ese es un principio básico de la democracia. Y lo demás son conductas intolerables dependientes de prejuicios.

Segunda reflexión: Podemos tiene que aceptar la crítica política sin pretender que está siendo martirizado. Son las reglas de juego y tiene que dar explicaciones de las conductas de sus líderes y de sus propuestas.

Tercera reflexión. Podemos tiene derecho a marcar su estrategia, a modular sus proyectos y a participar en la vida política como cualquier otro partido. Los que le acusan de tener un programa oculto se tienen que acordar de que no ha habido programa más oculto en la política española que el que formuló Mariano Rajoy en las últimas elecciones. Su incumplimiento absoluto lo justificó con una frase que merece pasar a los anales de la democracia: “no he cumplido con el programa electoral pero he cumplido con mi deber”.

Continue reading “Podemos marca la agenda y se agiganta” »

Share